Por meses

Entrevista a Txarlie, de Hacktivistas.net

Share on Facebook
[`tweetmeme` not found]
[`yahoo` not found]
[`google_buzz` not found]

La red de “hacktivistas” alude constantemente a los “hacklabs” y a “hackmeetings”. La palabra hacklab viene de la fusión entre las palabras hacker y laboratorio. Se trata de un espacio físico donde se reúne un grupo de gente para investigar, debatir y difundir temas relacionados con Internet, las nuevas tecnologías y los derechos civiles en esos ámbitos, desde un punto de vista social. Hackmeeting (reunión de hackers, del inglés hack y meeting) es una reunión de hackers y activistas que se lleva a cabo anualmente en Italia, España y, puntualmente, en Chicago (Estados Unidos), Santiago de Chile y México. Hablamos con Txarlie, de la red de “hacktivistas” de Madrid.

“cualquier lucha anticapitalista o de base social irá cada vez más unida a la lucha contra la propiedad intelectual”

¿Qué es y cómo surge hacktivistas.net?

Hacktivistas es una comunidad abierta, asamblearia y horizontal que nace de la comunidad de hacklabs y hackmeeting de la península ibérica. Parte de tres principios: construir una sociedad y una cultura libre, abierta y participativa a través de las herramientas libres, el derecho a la privacidad y el deseo de experimentar libremente.

Este espacio surgió en el hackmeeting del año 2008 para coordinar nuestras acciones a nivel global, debatir estrategias, compartir recursos y sincronizar movimientos de creación y resistencia hacia una sociedad libre con unas tecnologías libres, ante la amenaza de los informes desclasificados de la iniciativa ACTA [NOTA de LP: Anti- Counterfeiting Trade Agreement (ACTA) es una propuesta para un acuerdo comercial plurilateral, según sus promotores, en respuesta al “incremento de los bienes falsificados y obras protegidas por copyright pirateadas en el mercado global”].

¿Cómo ves la escena de hacklabs en la actualidad, no están tendiendo a desaparecer como tales?

Los hacklabs han existido desde hace 10 años en el Estado Español. Inicialmente sus acciones se centraron mayoritariamente en promover y enseñar a personas y colectivos las bondades del software libre y la cultura libre. A día de hoy somos el Estado con mayor número de obras registradas bajo licencias Creative Commons (un 50% más que EE.UU.) y cualquier usuario con unos conocimientos básicos de informática puede instalar su propio linux.

A causa de esta razón muchos hacklabs están mutando en distintas formas. En algunos casos aumentando el nivel técnico, en otros abriendo el mundo de la electrónica u en otros casos centrándose en cuestiones más políticas que técnicas. No es un modelo obsoleto sino en continuo cambio para adaptarse a las nuevas realidades.

¿Qué acciones destacarías de las impulsadas desde hacktivistas.net?

Son ya varias las acciones desarrolladas en este primer año y medio de existencia, aunque si tuviera que quedarme con una sería con nuestra primera acción, la combinación de ‘si eres legal, comparte’ y la descarga pública de p2p, un mes después de arrancar la plataforma.

La primera fue un “fake” (un tipo de acción que consiste en imitar la web o estética de una campaña) de ‘si eres legal, eres legal’, una campaña del Ministerio de Cultura para ilegalizar la copia privada en internet. Con el apoyo de los internautas conseguimos colocar nuestra web por encima de la suya en google en menos de 48 horas. Al mismo tiempo se realizó una descarga pública de contenidos protegidos por copyright frente a la sede del PSOE en la Calle Ferraz. Durante esa semana conseguimos copar los medios de comunicación y la blogosfera, demostrando la fuerza de la comunidad internauta y hacktivista en el Estado.

¿Qué es la campaña “La Lista de Sinde” y cómo está el tema después de la entrega que hicisteis en el Ministerio de Cultura?

El gobierno del PSOE tiene como objetivo aprobar una ley que pueda significar el cierre de cualquier página web si ‘enlaza’ a un contenido protegido por derechos de autor. Como los enlaces son la base de internet tal y como la conocemos, consideramos que esa ley no debe aprobarse.

La Coalición de Industrias del entretenimiento llegó a presentar ante el Ministerio de Industria una lista con las primeras 200 webs que debían cerrarse.

Ante esa situación decidimos desarrollar un buscador de contenidos protegidos por copyright que pudiera ser implementado por cualquier blog o web, de tal manera que se creara una comunidad de webs dispuestas a desobedecer a la ley de forma masiva. Se presentaron las primeras 1200 webs ante el Ministerio de Industria, del que no hemos tenido respuesta. En la actualidad hay 1430 páginas web autoinculpadas en el proceso.

La gente de la eXgae impulsó una asesoría jurídicas con abogados especializados en derechos de autor, licencias, canon, copia privada, P2P, entidades de gestión… que derivó a una situación económicamente por el pago a abogados. ¿Por qué desde el movimiento “copyleft” no se contempla de manera generalizada una forma organizativa “sindical”, es decir, afiliados que paguen cuotas para tener abogados que apoyen su trabajo y luchas?, ¿es algo en la práctica tan alejado de la cultura “hacker”?

Las asesorías jurídicas no son realizadas exclusivamente por los sindicatos y casos como los de la red estatal de oficinas de derechos sociales [NOTA de LP: espacios donde se tratan problemas laborales, sociales, de extranjería o de vivienda, mayoritariamente para migrantes] han demostrado la eficacia de sus asesorías gratuitas en colectivos no tenidos en cuenta por los movimientos sindicales tradicionales.

El movimiento copyleft ha demostrado su capacidad para dibujar escenarios alternativos a los de las luchas tradicionales. En vez de luchar para que las empresas de software liberaran su código, los hackers desarrollaron sistemas libres de código abierto que en muchos casos superan las capacidades de la alternativa cerrada. Esas nuevas formas son las que han llevado al “éxito” del movimiento copyleft.

Basándose en esas experiencias copyleft, ha surgido una iniciativa por parte de los abogados David Bravo y Javier de la Cueva en la que están liberando las plantillas que utilizan en sus litigios para que cualquier abogado pueda usarlas en defensa de su cliente. Creo que ese es un buen ejemplo de lucha legal con filosofía copyleft, y que en breve iremos descubriendo y experimentando nuevas formas de autoorganización y autodefensa del movimiento copyleft, que no se basen en las organizaciones tradicionales.

Kropotkin planteaba en La Conquista del Pan que “Ciencia e industria, saber y aplicación, descubrimiento y realización práctica que conduce a nuevas invenciones, trabajo cerebral y trabajo manual, idea y labor de los brazos, todo se enlaza. Cada descubrimiento, cada progreso, cada aumento de la riqueza de la humanidad, tiene su origen en el conjunto del trabajo manual y cerebral, pasado y presente”, ¿qué derecho asiste a nadie para apropiarse la menor partícula de ese inmenso todo y decir: «esto es mío y no vuestro»”.

Hay que distinguir dos conceptos que habitualmente se mezclan erróneamente. Uno es el derecho de autor (Yo he pensado/creado/ implementado esto) que es un derecho moral y reconocido por los derechos humanos. Otro es el copyright (como esto es mío, ya sea porque lo he creado o porque se lo he comprado a su autor@, vosotr@s no podéis usarlo).

El primero es completamente defendible, el segundo no, ya que cualquier aportación al conocimiento o la cultura se apoya en las aportaciones anteriores. Eso no significa en ningún caso no reconocer a la gente que hace dichas aportaciones.

El copyright nació hace varios siglos como una forma de asegurar unos ingresos a los propietarios de una imprenta cuando decidían imprimir un determinado texto y evitar la competencia durante un pequeño momento.

Una vez que tenemos nuestras propias imprentas y ya no existe la diferencia entre creador y consumidor no tiene sentido seguir defendiendo este modelo y menos aún prolongar sus vigencia de forma indefinida como se lleva haciendo en los últimos años.

¿En qué grado estaba anticipando el discurso del movimiento “copyleft”?, ¿es éste un movimiento “libertario”?

Creo que hay que darle la vuelta a ese planteamiento.

Al principio sólo existía el copyleft. Más allá de la autoría no existía ninguna restricción en la copia o uso de las obras anteriores. Hasta que no se populariza el uso de la imprenta y con el objetivo de controlar la impresión de panfletos o libros subversivos no aparece el copyright, o el derecho a controlar el número de copias.

El mero hecho de que se hable de cultura libre y software libre denota su carácter libertario. En palabras de Richard Stallman, fundador del software libre, el copyleft se basa en tres principios: antimonopólico, solidario y libertario.

¿Qué grado de importancia le dais a las luchas en torno a la propiedad intelectual para los movimientos sociales en el futuro?

Muchos de los actuales conflictos o luchas sociales giran en torno a la propiedad intelectual. Muchos de los conflictos que surgen en torno a los transgénicos son conflictos sobre los límites de la propiedad intelectual. Un caso similar a la lucha por los genéricos contra el sida.

Por otro lado muchos movimientos sociales han sido atacados a través de las leyes de copyright. Uno de los vídeos del movimiento de vivienda digna del estado español fue censurado aludiendo a la aparición del logo de un banco y como eso suponía una violación de su propiedad intelectual. Una de las principales páginas web que rompía la censura de los medios de comunicación estadounidenses acaba de ser cerrada, aludiendo a una violación de propiedad intelectual, al desclasificar un informe sobre control social por parte de Microsoft.

En paralelo a esto vemos un cambio en el capitalismo pasando de la producción de bienes tangibles a la producción (o mejor dicho apropiación) de los bienes intangibles, por lo que cualquier lucha anticapitalista o de base social irá cada vez más unida a la lucha contra la propiedad intelectual.

¿Próximas actividades y campañas en las que estará hacktivistas.net?

No tenemos claros nuestros próximos pasos o acciones ya que aún no ha comenzado el trámite para aprobación de la conocida como ‘ley Sinde’ y por lo tanto desconocemos gran parte del contenido de la ley. Sin esos datos no podemos diseñar una acción efectiva, pero podemos asegurar que tenemos muchas ideas y que en breve podréis participar en acciones creativas, desobedientes y participativas como han sido hasta ahora todas las acciones de hacktivistas.net

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>