Por meses

15-M. Reflexiones y visiones escritas

Share on Facebook
[`tweetmeme` not found]
[`yahoo` not found]
[`google_buzz` not found]

El movimiento 15-M ha tenido la virtud de enmarcar una reflexión sobre la crisis sistémica que va más allá de los parámetros económicos y la búsqueda de alternativas al modelo de capitalismo financiero especulativo (un ejemplo de ello es la interesante contribución muy centrada en el caso español debida a  V. Navarro, J. Torres y A. Garzón 2) como las llamadas a la reflexión y la acción por parte del panfleto Indignaos (en el sentido más amplio y enriquecedor de la palabra) de Sthépane Hassel. No obstante, no hay que olvidar la contribución de Tony Judt 1 como guía a aquellos que tratan de articular sus objeciones a nuestra forma de vida y constituye un desafío a oponernos a los males de nuestra sociedad y afrontar críticamente el mundo en el que vivimos. ¿En qué podemos creer?, ¿qué debemos hacer? para acabar con esta sensación general de frustración que nos invade. En esa misma dirección, las desiguales contribuciones compendiadas en  6,7 abarcan diversas perspectivas críticas del estado del malestar  en que se  encuentra nuestro país.

Desde dentro del 15-M, hay que resaltar dos aportaciones de Carlos Taibo 4,5. La primera de ellas, surgida al inmediato calor de las acciones en torno a esa fecha, incluye  la intervención de Carlos al finalizar la manifestación convocada por la Plataforma Democracia Real YA el día 15 de Mayo de 2011, que incorpora la reflexión sobre las razones que explican el impacto del movimiento en la anquilosada vida socio-política española, no solo reducida al bipartidismo PPSOE sino a una exclusión de facto y el silencio de otras opciones alternativas al pensamiento único que pretende darnos una visión economicista de la salida a la crisis en la que estamos sumidos. Esa visión de crítica radical se complementa con una voluntad expresa de ver más allá de la inmediatez reduccionista a la que nos ha abocado el Sistema de dominación no solo económica (crecimiento sin sentido, agresividad medioambiental) sino de anulación de las pulsiones colectivas en base al “sálvese quien pueda” que constituye la palabra clave de la receta neoliberal y autoritaria. Como complemento, la aportación3 cubre otra visión crítica sobre perspectivas que diseccionan el movimiento de indignación colectiva protagonizado por diversos sectores afectados por las diferentes caras de la crisis. Más allá de los problemas de una juventud sin futuro, de los desahucios, de la crisis de la vivienda y los desalojos, del nuevo orden policial y penal contra la disidencia, vislumbrar recorridos y reaccionar colectivamente se convierte en un eje de vida.

 (1)   T. Judt, Algo va mal. Editorial Taurus. Madrid, 2011.

 (2)   V. Navarro, J. Torres, A. Garzón, Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar en España. SEQUITUR. ATTAC España. 2011.

 (3) F. Rodrigo Mora, P. Esteban, F. G. Rubio, Pensar el 15M y otros textos, Editorial Manuscritos, Madrid, 2011

(4) C. Taibo, Nada será como antes. Sobre el movimiento 15-M. Los libros de la Catarata. Madrid,  2011.

(5) C. Taibo, El  15-M en sesenta preguntas. Los libros de la Catarata. Madrid,  2011.

 (6) VV. AA. Reacciona. 10 razones por las que debes actuar frente a la crisis económica, política y social. Editorial Aguilar. Madrid,  2011.

 (7) VV. AA. Actúa. 12 llamadas a la acción frente a la crisis económica, política y social. Debate. Barcelona, 2012.

Félix Rodrigo Mora – Prado Esteban – Frank G. Rubio

¿Presenciamos un despertar generalizado de la conciencia, o sólo la pataleta de quienes no desean despertar de su adictivo sueño de opulencia y progreso? Para clarificar la turbia mezcla de realidades que envuelven el fenómeno del 15M necesitamos tiempo y reflexiones lúcidas, y en este libro encontraremos algunas de ellas. Tenemos la responsabilidad de inventar otras maneras de vivir. De eso se trata, y no de retornar a esa Arcadia del Bienestar y el consumo, verdadero origen del estado de infrahumanidad e indignidad que padecemos y con el que muchas veces, a sabiendas o no, colaboramos.

 Estas páginas ofrecen una interpretación de lo que ha significado el movimiento que vio la luz, en Madrid y en otros lugares, el 15 de mayo de 2011. En él se plasman las dos grandes percepciones que coexisten en su interior, los rasgos fundamentales de su propuesta programática, la reacción provocada en las gentes de orden, el eco mediático alcanzado y, en fin, las perspectivas de futuro que se han abierto. En él se apuesta por su impulso hacia un amplio proceso de autogestión y creación de espacios autónomos.

 Con una pedagógica aproximación a las razones del inesperado éxito del movimiento 15-M, de su entorno y las formas que  ha adoptado,  se analizan los diferentes componentes que lo articulan, su incipiente propuesta programática, los acosos que ha padecido, la reacción que ha provocado en la izquierda tradicional, el futuro que cabe augurarle y, en suma, los retos y los grandes problemas de fondo que están llamados a marcar ese futuro.

 El mundo se está convirtiendo así en un lugar más diverso en algunos aspectos, pero más uniforme en otros. Pero en todos ellos existe un cambio real de poder: hay un desplazamiento del poder del pueblo trabajador de las distintas partes del mundo hacia una enorme concentración de poder y riqueza. La literatura económica del mundo empresarial y las consultorías a los inversores súper ricos señalan que el sistema mundial se está dividiendo en dos bloques: la plutocracia, un grupo muy importante, con enormes riquezas, y el resto, en una sociedad global en la cual el crecimiento −que en una gran parte es destructivo y está muy desperdiciado−beneficia a una minoría de personas extraordinariamente ricas, que dirigen el consumo de tales recursos. Y por otra parte existen los “no ricos”, la enorme mayoría, referida en ocasiones como el “precariado” global, la fuerza laboral que vive de manera precaria, entre la que se incluye mil millones de personas que casi no alcanzan a sobrevivir. Estos desarrollos no se deben a leyes de la naturaleza o a leyes económicas o a otras fuerzas impersonales, sino al resultado de decisiones específicas dentro de estructuras institucionales que los favorecen. Esto continuará, a no ser que estas decisiones y planes se reviertan mediante acción y movilizaciones populares con compromisos dedicados a programas que abarquen desde remedios factibles a corto plazo hasta otras propuestas a más largo plazo que cuestionen la autoridad ilegítima y las instituciones opresivas entre las que reside el poder. Es importante, por lo tanto, acentuar que hay alternativas. Las movilizaciones del 15M son una ilustración inspiradora que muestra qué es lo que puede y debe hacerse para no continuar la marcha que nos está llevando a un abismo, a un mundo que debería horrorizar a todas las personas decentes, que será incluso más opresivo que la realidad existente hoy en día. (Del prólogo de Noam Chomsky)

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>