Por meses

La metamorfosis sindical

A una democracia que elude e impide la participación, le corresponde un sindicalismo de corte similar.
Desde los inicios de la transición el sindicalismo se ha dejado llevar a un papel institucional en el que la voluntad de los trabajadores cuenta poco. La burocracia sindical, como la política, gana su libertad (su margen de maniobra) anulando la participación. Libertad que entrega al poder establecido.
Su doble juego, sus amagos de confrontación y sus apariencias de negociación forman parte de la representación. Su papel es sólo uno