Por meses

Redescubrir a Marc Chagall

Las obras de Chagall forman parte de nuestro imaginario, en particular del amoroso, y sus reproducciones y alusiones se cuelan en nuestro día a día cuando menos se las espera: un póster en una cafetería, un tarjetón de felicitación en una papelería, películas, canciones o novelas. Entre el 14 de febrero y el 20 de mayo de 2012 el Museo Thyssen Bornemisza y la Fundación Caja Madrid han acogido los Chagall “de carne y hueso” que nutren ese imaginario, los de óleo, gouache, grabado, cerámica, escultura y collage que tantas veces se han citado en la gran pantalla.